Alerta Sanitaria: Descubren el uso masivo de antibióticos en granjas de pollos.

Un trabajo de periodismo alerta de casos preocupantes como el de India, donde se hace publicidad de productos para engordar animales con colistina

La utilización masiva de antibióticos en fármacos para humanos y animales de granja está facilitando la aparición de microorganismos cada vez más resistentes, según han denunciado en los últimos años diversas entidades especializadas, entre las que destaca la Organización Mundial de la Salud

Además de recomendar un buen uso de los antibióticos en humanos (evitando por ejemplo la automedicación), los especialistas alertan del peligro de administrar estos productos en granjas de aves, cerdos y vacas, en algunos casos simplemente como tratamientos preventivos o como fórmula para acelerar el engorde.

Una investigación periodística llevada a cabo por la organización independiente Bureau of Investigative Journalism (BIJ) muestra ahora que el comercio y administración de antibióticos en sectores como la avicultura es mucho más grave de lo que se creía.

Los resultados de este trabajo, publicados simultáneamente en la web del BIJ y la revista médica The Lancet Infectious Diseases Journal , indican que en 2016 -año analizado con detalle- se vendieron 2.800 toneladas de colistina para uso veterinario en países como Vietnam, India, Corea del Sur, Rusia, México, Colombia y Bolivia.

El caso es especialmente grave en la India, donde los autores de la investigación periodística han confirmado que existen empresas farmacéuticas que hacen publicidad sin ningún tipo de limitación sobre productos para el engorde de pollos, en los que se incluye la colistina.

La colistina es un medicamento que se considera efectivo en tratamiento en humanos contra todos los bacilos Gram-negativos y que actualmente se utiliza como antibiótico de último recurso en enfermos infectados con bacterias resistentes como Pseudomonas aeruginosa y Acinetobacter. Es decir, la colistina solo se utiliza cuando han fracaso tratamientos con otros antibióticos.

La utilización masiva e incorrecta de la colistina, por ejemplo en las granjas de pollos ahora denunciadas puede provocar la aparición de nuevas variedades o cepas de microorganismos que sean resistentes a este tratamiento; de forma que los humanos afectados se quedarían sin tratamientos efectivos.

La utilización masiva e incontrolada de colistina en la India, en algunos casos fabricada sin los controles necesarios, ha sido denunciada en diversas ocasiones en los últimos años. JEC

 

Fuente: www.lavanguardia.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.