Barcelona tiene 3.500 pobres sin hogar pero Colau presume de solidaria con el ‘Aquarius’

Ayer se convirtió en noticia el “Aquarius”, un barco con bandera de Gibraltar y fletado por las ONGs Médicos Sin Fronteras y SOS Mediterranée que navega ahora mismo por aguas del Canal de Malta.

Italia y Malta cierran sus puertos al ‘Aquarius’: ¿qué pasa con Túnez?

El pasado viernes, ese barco zarpó de Catania (Sicilia, Italia) con un equipo de periodistas del diario progresista El País a bordo, y con rumbo a las aguas internacionales situadas frente a la costa libia. El domingo, el equipo del periódico comentaba que navegaban ya con 629 inmigrantes a bordo. Hoy tiene previsto llegar a Catania el patrullero “Diciotti” de la Guardia Costera italiana con 937 inmigrantes a bordo, pero tanto Malta como Italia han prohibido al “Aquarius” atracar en sus puertos. Pronto han empezado a surgir algunas noticias y comentarios acusando de “insolidaridad” a Italia, olvidando que la Marina Militar y la Guardia Costera italianas han salvado a miles de inmigrantes frente a las costas libias estos últimos años. Pero a pesar de ello, el flujo no cesa.

Hay un detalle curioso, y es que a pesar de la proximidad de las costas tunecinas. El año pasado, el primer ministro de Túnez, Youssef Chahed, se negó a instalar campos de refugiados: “Hay que encontrar una solución con Libia“, señaló, denunciando que los traficantes de personas se están aprovechando del caos que reina en ese país. Una explicación obvia pero incómoda para la Unión Europea. Y es que varios países europeos participaron en la intervención en Libia en 2011, bajo el paraguas de la ONU para derrocar a Gadafi, pero se despreocuparon de la evolución del país, dejándolo en manos de unas fuerzas rebeldes que se enzarzaron en una nueva guerra civil.

Los sin techo aumentan en Barcelona pero Colau ofrece cobijo al ‘Aquarius’

Algunos políticos españoles se han apresurado a ofrecer ayuda al “Aquarius”. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ofreció su ciudad: “Barcelona está aquí para ayudar desde sus puertos y su ciudadanía”. Uno lee esto y piensa en lo buena gobernante que es Colau… y entonces llegan las hemerotecas. En mayo de 2016, un año después de llegar Colau a la alcaldía, 941 personas dormían en las calles de Barcelona, 49 más que un año antes. Además, se contabilizaron 1.973 personas sin hogar pernoctando en albergues. En total, 2.914 personas sin hogar.

Teniendo una alcaldesa tan sensible hacia los necesitados, después de leer esto cualquiera pensará que ahora mismo todas esas personas tienen ya un piso y un trabajo. Pues resulta que el mes pasado se sabía que en Barcelona hay ahora 956 personas durmiendo en las calles (15 más que dos años antes), siendo 3.591 el número total de personas sin techo, 677 más que en 2016. La pregunta obvia ante el anuncio hecho ayer por la alcaldesa de Barelona es: ¿Colau tiene a más de 3.500 personas sin techo en su ciudad, pero ofrece cobijo a 629 inmigrantes? Y se me ocurre otra pregunta: ¿aspira Colau a que Barcelona sea la capital europea de los vagabundos?

 

Fuente: www.outono.net

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.