Con 18 años, fabrica prótesis de manos gratuitas con una impresora 3D para que varios niños vuelvan a hacer deporte

Joaquín Vergara es un joven argentino de 18 años que ha arrasado en Internet con su solidaria propuesta: hacer prótesis de manos impresas en 3D totalmente funcionales y de manera gratuita. Su vídeo, publicado este mes abril, en el que explica su proyecto ha tardado muy poco en hacerse viral.

Joaquín Vergara es un joven argentino de 18 años que ha arrasado en Internet con su solidaria propuesta: hacer prótesis de manos impresas en 3D totalmente funcionales y de manera gratuita.

“Estoy desarrollando prótesis de manos impresas en 3D totalmente funcionales para niños o personas que les hacen falta. Se entregan gratuitamente, no tienen ningún coste. Lo único que necesito es que me ayuden a compartir y difundir este vídeo para llegar a más casos y las personas que las necesiten se puedan poner en contacto conmigo. Muchas gracias”, comenta Joaquín.

‘Héroe’ o ‘genio’ son algunos de los calificativos que inundan los favorables comentarios de un post que ha superado las 100.000 visitas en Instagram y los casi dos millones en Twitter. En él se pueden observar los beneficiosos efectos que provoca en el terreno de actividades deportivas y físicas.

“Estoy desarrollando prótesis de manos impresas en 3D totalmente funcionales para niños o personas que les hacen falta. Se entregan gratuitamente, no tienen ningún coste. Lo único que necesito es que me ayuden a compartir y difundir este vídeo para llegar a más casos y las personas que las necesiten se puedan poner en contacto conmigo. Muchas gracias”, comenta Joaquín.

Gracias a las prótesis de Joaquín, podemos ver como varios niños pueden practicar su deporte favorito con facilidad. Una idea altruista que puede tener gran impacto y dotar a cualquiera para que puedan divertirse y disfrutar de sus capacidades en plenitud.

“La iniciativa comenzó hace tres meses, tengo la impresora desde hace seis. Vi en Internet que había una comunidad maker (creadora), la cual realiza diseños de prótesis 3D y los comparte. La mayoría hacen prótesis gratis”, explica a Generación Pro. “Me dije: ‘Yo tengo una impresora… ¿por qué no?’”, sentencia de forma natural. Tan natural como facilitar su correo para atender los casos y que, de repente, se le sature la cuenta de un día para otro ante la ingente cantidad de peticiones gracias al botón de compartir.

Gracias a las prótesis de Joaquín, podemos ver como varios niños pueden practicar su deporte favorito con facilidad. Una idea altruista que puede tener gran impacto y dotar a cualquiera para que puedan divertirse y disfrutar de sus capacidades en plenitud.

Joaquín se define a sí mismo como inventor y por ese motivo va con todo si así puede ayudar a mejorar la vida de las personas. Al principio tuvo que poner de su bolsillo, pero el famoso mensaje también ha cambiado eso. “El otro día Grilon NTH, una empresa argentina, me donó cinco kilos de filamentos, que sirven para hacer unas 10 prótesis”, cuenta agradecido.

De momento, se ha marcado hacer cinco manos al mes. No obstante, la Municipalidad de General Alvear, lugar donde vive en Argentina, ha puesto a su disposición 10 impresoras más. “Se está estudiando para ver qué podemos hacer. Lo que a mí me lleva mucho tiempo es analizar el caso, tomar medidas, coordinar con la persona… Al menos ahora, intentaremos llegar a esas cinco por mes”, aclara. “La que estoy terminando es para una señora que es empleada doméstica y la usaría para trabajar. Otros casos que tengo son para un niño que vive en Mendoza (a más de tres horas en coche) y el de una chica de San Rafael (a casi 100 km de su casa)”, señala.

la Municipalidad de General Alvear, lugar donde vive en Argentina, ha puesto a su disposición 10 impresoras más. “Se está estudiando para ver qué podemos hacer. Lo que a mí me lleva mucho tiempo es analizar el caso, tomar medidas, coordinar con la persona… Al menos ahora, intentaremos llegar a esas cinco por mes”, aclara.

El argentino, comprometido con la causa, se muestra cauto con los resultados. “Lo que me interesa es poder ayudar a la mayor cantidad de personas este año porque me voy a estudiar a la facultad el año que viene. Ahí se me complicará más por falta de tiempo”, reflexiona. La Universidad de Mendoza acogerá a un estudiante que quiere titularse en Ingeniería Mecatrónica, campo que aúna varias disciplinas, y que puede aplicarse en sectores tan diversos como la industria automotriz o la medicina. Así, Joaquín podrá seguir ayudando a personas que hayan perdido un miembro a que vuelvan a practicar deporte.
El pasado año, acompañado de otro alumno, este joven fue premiado en Brasil gracias al ‘Robot didáctico’ que diseñaron y que se impuso a otros 84 proyectos estudiantiles argentinos. Obtuvieron el tercer puesto a nivel internacional en la feria de ciencia Mostratec, la iniciativa de Ciencia y Tecnología de este tipo más grande de Sudamérica. Su proyecto servía para iniciar en la programación a los niños de forma muy amena a través de un robot con el que jugar.

Aunque Joaquín parece tener bastante claro que su futuro va a estar ligado a la ingeniería para seguir ayudando a niños, el joven se declara amante de las motos y las ‘mountain bikes’. Practica motocross desde hace algunos años y su piloto favorito es l italiano Valentino Rossi.

El peligro y la espectacularidad de las acrobacias en el aire son emocionantes, pero se viven más intensamente cuando eres tú el que las practicas, aunque no sea en competición. El riesgo es parte de los aventureros y, sea dando saltos a alta velocidad o atreviéndose a crear prótesis para que un niño pueda lanzar o atrapar una pelota, Joaquín demuestra que el miedo no es un rasgo que defina a los héroes, adjetivo que valora adecuadamente su figura, como bien afirman los comentarios que engalanan sus redes estos últimos días.

 

Fuente: www.cuatro.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *