¡Déjenme en paz, no quiero más correos ni llamadas, pongan tiendas físicas y ya iré yo a comprar si quiero!

Buenas, soy Emilio Calatayud. Se supone que ya está en vigor el reglamento europeo de protección de datos, un mecanismo que parece que sirve para que las empresas dejen de comerciar con nuestros datos. Pues bien, estoy recibiendo a todas horas mensajes de empresas, asociaciones, etc, que saben más cosas sobre mí que yo mismo y que me preguntan si pueden guardar esa información para seguir usándola vaya usted a saber para qué. Que yo sepa, nunca les di permiso para tenerla, pero así es el mundo ahora…

Y luego están las llamadas para venderme esto o aquello: cien canales de televisión, llamadas gratis a Pernambuco las tardes de los domingos, seguros de vida… Antes. uno elegía cuándo y qué quería comprar. Ahora, no: ahora es el vendedor el que decide cuándo vas a comprar y qué necesitas (aunque no lo necesites).

Que quede claro que no tengo nada contra los trabajadores que llevan a cabo estas tareas. Mi mensaje va para los que mandan: ¡Déjenme en paz, no quiero más correos ni llamadas, pongan tiendas físicas y ya iré yo a comprar si quiero!

Gracias.

 

Fuente: www.granadablogs.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.