“El encantador de perros”, César Millán, intentó suicidarse al saber que su perro había muerto por cáncer…

Todo el mundo conoce a César Millán y a la gran habilidad que tiene con los perros, capaz de rehabilitar incluso al más agresivo de los caninos. Se hizo mundialmente famoso por su programa “El encantador de perros”, un reality de Nat Geo que estuvo en el aire de 2004 a 2012 (aunque se sigue emitiendo actualmente) en el que el mexicano trataba de arreglar los problemas que numerosas familias atravesaban con sus perros. Sin embargo, antes de que el programa finalizara, Millán estuvo envuelto en una profunda depresión.

En el mes de febrero de 2010, su pitbull llamado “Daddy”, con quien tuvo un vínculo muy fuerte, murió. Por si fuera poco, un mes más tarde, también se enteró de que su esposa, con quien llevaba casado 16 años, planeaba pedirle el divorcio. Cuando llegó el mes de mayo, intentó suicidarse. Esto demuestra que lo que aparece en televisión no siempre muestra la realidad, y que los actores deben hacer frente a un gran número de luchas personales que les pueden llevar a hacer cosas horribles.

“Me sentí derrotado, con un gran sentimiento de culpa y fracaso… Estaba en el nivel más bajo, tanto emocional como psicológicamente”, escribió el mes de junio en su página web. En el documental “César Millán: La historia real”, habló públicamente por primera vez sobre la sobredosis de pastillas que lo dejó hospitalizado y que casi le arrebata la vida. Sin embargo, su cuerpo rechazó los antidepresivos y pudo sobrevivir, eligiendo el uso del ejercicio, la disciplina y el afecto para sanar completamente. Otro pit bull llamado Junior llegó a su vida, aunque nunca podrá suplir a Daddy.

“Daddy era mi Tíbet, mi Himalaya, mi Gouda, mi Buda, mi fuente de tranquilidad”, dijo Millán. El mexicano de 48 años de edad saltó a la fama en 2004, cuando su programa “El encantador de perros” se convirtió en uno de los mejores de National Geographic. Millán creció en Culiacán, la ciudad más grande del estado de Sinaloa, y trabajó en la granja de su abuelo con la esperanza de convertirse en el mejor entrenador de perros del mundo. A los 21 años, solo e incapaz de hablar inglés, cruzó la frontera y vivió en las calles durante dos meses, antes de conseguir un trabajo como peluquero canino

My guys, Daddy & Junior. #TBT

A post shared by Cesar Millan (@cesarsway) on

Tuvo la oportunidad de conocer a Jada Pinkett Smith, la esposa de Will Smith, y se hicieron muy amigos. La mujer le contrató y le pagó un profesor de inglés cuando supo que quería estar en la televisión. A medida que su popularidad creció, su vida profesional y personal se volvió cada vez mejor: se convirtió en autor, hizo apariciones en películas y en la televisión, y su esposa dio a luz a dos hijos. Desde el final de su matrimonio, Millán encontró a un nuevo amor en su vida que también le ayudó mucho, uno a quien llama “el único”.

Being touristy and visiting @waldorfnyc @waldorfastoria!

A post shared by Cesar Millan (@cesarsway) on

Jahira Dar vive con Millán y su hijo menor en Los Ángeles, y actualmente siguen juntos. “Es raro que alguien con su nivel de popularidad esté dispuesto a abrirse completamente y compartir la lucha y las dificultades que tuvo para encontrar el éxito y la felicidad”, dijo Geoff Daniels, vicepresidente ejecutivo y gerente general de National Geographic Wild. “César no ha dejado nada atrás y estoy seguro de que nuestro público se sentirá aún más cerca de él por ello”. Además de comenzar a salir con Dar, su trabajo también le ayudó a olvidar el pasado.

Daddy and Junior ???? #TBT

A post shared by Cesar Millan (@cesarsway) on

Celebrating Jahira's Birthday. ❤️

A post shared by Cesar Millan (@cesarsway) on

En el momento en que intentó suicidarse tomándose un bote entero de pastillas, también había descubierto que todo su imperio (que abarca libros, programas de televisión y otros espectáculos teatrales) le habían provocado una verdadera crisis financiera. Afortunadamente, sus dos hijos adolescentes que lo encontraron se apresuraron a llamar a los paramédicos, y con el tiempo y la nueva oportunidad que le dio la vida, supo aprovechar bien el momento para salir adelante, aunque no fue fácil. “Pensé que yo era el fallo. La razón por la que esto ha sucedido es solo yo”, dijo.

Desde entonces dirige un complejo de rehabilitación, el Dog Psychology Center, en un rancho de Santa Clarita, una revista y una fundación filantrópica, y vende su propia línea de productos para perros, ademá de CDs y DVDs de instrucción. Ha publicado nada menos que siete libros y además tuvo otro programa llamado “El líder de la manada”, donde ayudó a buscar un hogar a perros abandonados, y aunque solo tuvo un año de duración, le sirvió para afianzarse todavía más como el mejor entrenador de caninos del mundo. ¿Qué piensas del período oscuro que tuvo que atravesar?

 

Here's to the one who's always by your side | #nationaldogday

A post shared by Cesar Millan (@cesarsway) on

 

Fuente: www.paraloscuriosos.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *