Un joven planea eliminar el plástico de los océanos antes del 2050

Hace tres años, un ingenioso y joven inventor llamado Boyan Slat creó un dispositivo con el que pretendía eliminar toda la basura del océano. En ese momento sólo tenía 20 años por lo que se ganó el apodo de “Boy Genius”.

Tras tres años de acumular datos e información para llevar a cabo su empresa, el invento de Slat ya está listo para actuar sobre el “Great Pacific Garbage Patch”, una masa de basura que flota a la deriva en el Océano Pacífico Norte.

Este gran parche contaminante, comúnmente conocido como “isla de basura” o “isla tóxica”, está situado entre California y Hawai y tiene un tamaño de 700,000 kilómetros cuadrados. Provoca, al año, la muerte de más de 100,000 animales de 700 especies diferentes, que confunden los pedazos pequeños de basura plástica con comida o quedan atrapados en redes desechadas, diferentes envoltorios y otros desperdicios.

Desde The Ocean Cleanup, la Fundación de Slat, informan que este parche de basura no sólo afecta y causa daños en la vida salvaje marina si no que afecta, también, a los humanos en la medida en que si esos pequeños trozos de desecho plástico son ingeridos por peces y otras especies, eso causa, por tanto, un daño directo en nuestra cadena alimenticia.

Las ventajas que ofrece el invento de Slat no son sólo a nivel medioambiental y sanitario, si no también económico, ya que la sencillez del plan que plantea ahorraría los enormes costes que conlleva la ardua tarea de sanear la vida marina que, hasta ahora, sólo se había visto apoyada por la labor que realizaban las flotas de barcos basureros o el uso de redes gigantes

El sistema del primer prototipo consiste en un conjunto de barreras flotantes en forma de”V” ancladas a un flotador de alta resistencia que es capaz de retener el plástico que arrastran las olas aprovechando la fuerza de las corrientes marinas, convirtiendo, así, al océano en su propio motor de limpieza. Además la longitud de la estructura abarca 100 kilómetros, lo que va a permitir recoger mucho en poco tiempo y su escasa profundidad va a impedir que la fauna marina quede atrapada en las barreras. La pantalla que forman las barreras atrapa basura de hasta 1 centímetro.

Una vez acumulados los desechos, en esta especie de enorme filtro, una serie de barcos recogerán la basura y la llevarán a tierra firme donde se procederá a ser reciclada adecuadamente.

La aventura comenzará este verano en la Bahía de San Francisco, desde donde Slat se dispone a realizar “la mayor limpieza de la historia”. Se espera que la misión sea exitosa y se pueda erradicar todos los desechos oceánicos, para el año 2050.

Fuente: culturainquieta.com

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.